Trucos para preparar tu maleta de viaje

Un viaje es una experiencia que nos gusta a todos. Lo que no nos gusta tanto son los preparativos, sobre todo el “momento maleta”. Los nervios por el trayecto pueden complicar la tarea de elegir qué llevar y cómo guardarlo; y todo sin olvidar nada importante. Si ya has escogido tu oferta de viaje, apunta estos consejos para preparar tu equipaje.

El primer paso para hacer bien tu equipaje es elegir las maletas que vas a llevar. Comprueba las restricciones que tu compañía aérea impone en relación a las medidas y pesos de éstas para evitar problemas en el aeropuerto. Igualmente, evita llevar en tu equipaje de mano objetos no permitidos, como líquidos (más de 100 ml) u objetos punzantes.
Para organizar los imprescindibles de tu equipaje, piensa en el destino al que vas a viajar, durante cuánto tiempo y qué tipo de viaje es. No es lo mismo una escapada relajante a la playa, que un viaje de turismo o uno de negocios.
Una vez tenemos claro estos puntos, lo más recomendable es hacer una lista, que nos ayudará a no olvidar nada importante para el viaje, y organizar nuestros conjuntos más fácilmente. Para evitar un exceso de equipaje, opta por prendas básicas que podamos conjuntar entre sí. Esta norma se aplica también a los complementos como zapatos y bolsos.
Evita llenar tu maleta de prendas que al final nunca utilizamos, con la excusa del ya famoso “por si acaso”. Recuerda que es un hueco que estamos desperdiciando y que necesitaremos si vamos de compras o queremos traer algún regalo.

Equipaje
Una vez tengas elegido qué quieres llevar a tu destino, estos son los consejos básicos que debes tener en cuenta para que toda tu ropa y tus complementos vayan organizados, ocupando el mínimo espacio:
– Las prendas que más pesan, como los pantalones o jerséis, colócalos al fondo de la maleta.
– Las blusas o los vestidos, y otras prendas que se arruguen con facilidad, siempre en la parte superior de la maleta.
– Una buena opción para que la ropa de punto o los vaqueros ocupen menos es llevarlos enrollados.
– Si vas a llevar camisas colócalas enfrentadas entre sí y con los botones hacia arriba. Se te arrugarán mucho menos.
– Si en tu destino no tienes plancha y alguna de las prendas más delicadas se ha arrugado, colócala en una percha dentro del cuarto de baño una vez te hayas duchado. El vapor ayudará a alisar tu ropa.
– Los zapatos siempre en bolsas individuales para que no manchen la ropa. Utiliza los huecos libres porque, además de aprovechar mejor el espacio, ayudará a sujetar el resto del equipaje.
– Guarda en el interior de los zapatos para guardar complementos o calcetines.
– Nunca guardes los cinturones enrollados, ocupan más espacio. Mejor guárdalos estirados, siguiendo la forma de la propia maleta.
– En verano es muy común llevar sombreros de paja para la playa. Mejor llévalos puestos, para evitar que se deformen.
– Los productos de neceser, mejor en bolsas individuales para evitar que manchen si alguno está mal cerrado. Si van en el equipaje de mano, colócalos en la parte superior porque tendrás que sacarlos de la maleta en el control de equipajes.
– Lleva siempre una chaqueta de punto o un pañuelo en el equipaje de mano, por si la temperatura en la cabina del avión es muy alta.
– Guarda al menos un cambio completo en tu equipaje de mano para evitar problemas mayores si se pierde tu maleta facturada.
– Las prendas que más ocupen (botas, abrigos, jersey de lana) mejor llévalo puesto. Ahorrarás espacio en tu maleta.

Recuerda que si al final olvidas algo importante lo más probable es que puedas comprarlo en tu lugar de destino, así que presta especial atención a objetos que no puedes comprar como la documentación necesaria para viajar y otros elementos como el teléfono móvil y el cargador de éste. Y sobre todo… ¡prepárate para disfrutar!

Deja un comentario